Nuestra sociedad tiene muchas injusticias. Es un hecho. Siempre existirán clases privilegiadas y grupos oprimidos. No hay una fórmula exacta para conseguir una igualdad real.

En nuestro colectivo es igual, siempre hay grupos más vulnerables que otros, personas que sufren doble o triple discriminación (mujer, trans y racializada es un claro ejemplo) y muchas veces son invisibilizadas y no escuchadas por otros grupos con privilegios que se olvidan de quienes fueron las que tiraron la primera piedra y dónde están hoy en día.

Todas esas personas tenemos algo en común: algún día llegaremos a ser mayores, viejxs,  tercera edad, olvidadxs, incapaces, apartadxs, cargas sociales (bueno, eso si tenemos la suerte de conseguir pasar los 70 y no nos han matado antes o hemos decidido abandonar la vida antes de tiempo por la presión social o la soledad).

De esta reflexión nace este pequeño documental con testimonios en primera persona que, si bien están lejos de traspasar la barrera de los 70, si son consideradxs por el grueso social como “mayores”,  ya no son el target de las campañas de salud sexual, no se celebran fiestas con ellxs en la portada de los flyers, las apps de ligue lxs invisibilizan y en muchas ocasiones tienen que volver al armario cuando son arrastrados a los “centros de mayores” por miedo a revivir épocas más oscuras.

Gracias a la lucha y visibilidad de estas personas, estamos hoy aquí gozando de nuestros derechos, ocupando cargos políticos, educando en colegios públicos, uniéndonos en matrimonio, formando familias con hijxs adoptivxs. Por todo eso no podemos olvidarles, porque tienen mucho que aportar y tienen mucho que contar.

PORQUE NUESTRA HISTORIA ES SU MEMORIA

Muchas gracias a todas las personas que participaron e hicieron posible esta pequeña pieza audiovisual, planificada, grabada y montada en tiempo record con esfuerzo y pasión y, sobretodo, aportar por construir una sociedad más igualitaria que no olvida su pasado.

Anuncios