Alcalá de Henares, 25 de marzo de 2017

Estimado rector:

Se dirigen a usted mediante esta carta varios colectivos de Alcalá de Henares. En primer lugar, el Frente de Estudiantes, un sindicato estudiantil reconocido a nivel estatal y con presencia también en la Universidad de Alcalá. En segundo lugar Alcalá Libre, un colectivo antifascista organizado en contra del capital, el racismo y el heteropatriarcado. Por último se dirige a usted DiversAH, colectivo defensor de la diversidad afectiva sexual y de género que lucha por los derechos  LGTBIQ.

Como ya sabrá, el día 7 de marzo, a las 22.00 horas tuvo lugar una agresión homófoba, en el CRAI (Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación)  por parte de un integrante de Hogar Social Madrid, reconocida asociación xenófoba y fascista. Como señala DiversAH, «los estudiantes se encontraban en el baño de la biblioteca cuando este individuo [de ideología LGTBofoba] empujó a uno de ellos. Este se defendió verbalmente y, a continuación, el agresor le espetó “maricón” e hizo ademán de pegarles puñetazos». Inmediatamente se informó al personal del centro de lo ocurrido y se identificó al asaltante que resulto pertenecer también a la UAH.

A día de hoy, los miembros de esta organización siguen reuniéndose diariamente en las proximidades del centro citado con carácter intimidatorio y claramente provocativo. Debido a la pasividad demostrada por la Universidad, nos dirigimos a usted con la clara intención de exigir que se tomen medidas al respecto. Creemos necesaria una respuesta contundente por parte de la Universidad ante esta agresión LGTBfoba. El «Protocolo de prevención y actuación frente al acoso sexual, por razón de sexo, orientación sexual o identidad de género en al ámbito de la Universidad de Alcalá» ha demostrado ser ineficaz pues reconocidos nazis de Alcalá siguen atendiendo dichas instalaciones haciendo gala de su ideología fascista con camisetas y simbología neonazi

Por ello, proponemos una revisión de este protocolo en coordinación con la representación estudiantil y el asociacionismo LGTB. No solo creemos conveniente una sanción y una apertura de expediente al agresor como consecuencia de lo sucedido, sino también la prohibición de simbología fascista en las instalaciones de la Universidad. Es inadmisible que en edificios públicos se admitan símbolos que incitan al odio y a la discriminación, pues su mera exhibición ya es de por si una agresión.

Por último, pedimos que las medidas de seguridad de las que ya dispone el CRAI sean efectivas y que el personal del centro controle y limite el acceso a personas de ideología fascista y LGTBófoba para que los centros pertenecientes a la UAH sean espacios libres de discriminación. Con esto pretendemos poner fin a este tipo de agresiones que no tienen cabida ni en la Universidad, ni en cualquier otro tipo de contexto.

Sin otro interés, se despiden atentamente:

 

Frente de Estudiantes, Alcalá Libre y DiversAH.

Logo Alcalá Libre   Logo Frente de EstudiantesLogo DiversAH subrayado

Anuncios