Comunicado de la Asociación DiversAH ante hostigamiento policial en Alcalá de Henares: ni armarios ni esposas.

Durante el pregón de las fiestas de Alcalá de Henares (pasado sábado 22 de Agosto)  ocurrió un ejercicio de hostigamiento policial hacia los participantes de un encuentro de DiversAH, asociación que promueve la igualdad para el colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales).

Días antes de la inauguración de las fiestas, DiversAH convocó por internet un encuentro en la Plaza de Cervantes para estar acompañados durante el pregón, y llevar algunas banderas LGTBI, cuyo arcoíris representa la igualdad y diversidad. El encuentro fue pensado como un recurso para el apoyo mutuo y la visibilidad de las personas LGTB en Alcalá de Henares, con la conciencia de la agresión verbal y física a dos chicos el pasado fin de semana por el hecho de ser homosexuales, agresión que fue objeto por parte de DiversAH de una denuncia en los juzgados y de un reciente comunicado.

Así entonces, se consiguió durante el momento del pregón el encuentro de un grupo de participantes de DiversAH. Nada más sacar una pancarta, sin imagen y con “STOP LGTBIFOBIA” como único texto (adjuntamos imagen), la policía nacional- que estaba cerca y en todo momento vigilante hacia el grupo- registró la identidad de los dos chicos que portaban la bandera LGTBI sobre sus hombros, y ordenó que la pancarta no fuera exhibida y que se ocultaran las banderas LGTBI en la vía pública, con el argumento de que el material del que se disponía incitaba al conflicto y al odio. Asimismo, la policía de manera despectiva les desaconsejó seguir denunciando delitos de odio en los juzgados y les acusó de exagerar las agresiones que sufre el colectivo LGTBI.  Los participantes de DiversAH siguieron las instrucciones de los agentes de seguridad sin objeción.

Un grupo reunido en ese momento en la misma plaza y que portaba una amplia pancarta con el símbolo de prohibido, dentro del cual figuraba la hoz y el martillo,  no fue identificado ni reprendido. La pancarta luego ha sido difundida en varias redes sociales de usuarios con ideología neofascista.

Yolanda Besteiro, concejala de Seguridad Ciudadana e Igualdad del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (PSOE), se había puesto previamente en contacto telefónico con miembros de DiversAH para obtener información de la actividad planeada, una vez que la policía le notificara que DiversAH podía ser posible fuente de conflicto durante las fiestas. La asociación transmitió de manera transparente el plan de su actividad, si bien por los hechos que acontecieron parece que las sospechas hacia el ejercicio de visibilidad LGTBI no desaparecieron.

Quisiéramos destacar a la ciudadanía y a los agentes de seguridad y políticos que:

-DiversAH jamás ha tenido ningún problema con vecinos y asociaciones, y hasta el momento nunca lo había tenido con agentes de autoridad. En su blog se ven registradas sus actividades, siempre divulgativas y de promoción de derechos sexuales y reproductivos, por lo que no entendemos por qué la asociación es señalada como sospechosa de generar conflictividad social.

-El delito de odio más frecuente en España es el delito por homofobia, según datos del Ministerio del Interior. En Alcalá de Henares se dan de manera reiterada múltiples agresiones a personas LGTBi+, la práctica totalidad de las cuales no acaban siendo denunciadas. Además en Alcalá de Henares a día de hoy hay muchas personas LGTBi+ que no pueden o no se atreven a vivir una vida acorde con sus necesidades. Toda administración pública que no permita la visibilidad LGTBi+ en espacios públicos está quitando recursos de protección a un colectivo vulnerable al odio, aparte de vulnerar libertades. Sin visibilidad no hay reconocimiento.

– La visibilidad de la bandera o pancartas LGTBi+ durante un acto festivo en un espacio público jamás puede ser un ejercicio de incitación al conflicto, porque siempre lo será de defensa de la igualdad. Ninguna víctima de delitos de odio provoca la violencia, como tampoco son las víctimas de Violencia de Género las que instigan la violencia. La fuente de conflicto no es la visibilidad LGTBi+ sino la Violencia de Género. Son las personas que demuestran LGTBIFOBIA las que deben ser  identificadas y reprendidas por los agentes de seguridad, y no las que visibilizan símbolos universales de igualdad.

Por todo ello, urgimos a los agentes competentes que tomen medidas para que la privación de libertades del colectivo LGTBi+ no vuelva a tener lugar, especialmente por parte de aquellos mismos que debieran garantizar sus derechos.  No es tolerable que  haya agentes de autoridad que amedranten a las personas LGTBi+ que deciden ser visibles.

 Asimismo, también seguimos solicitando la colaboración de medios de comunicación y ciudadanía para ir acabando con la lacra de la LGTBIFOBIA. Gracias a todas y a todos, porque el avance de los derechos sexuales y reproductivos es imparable.

stop
Pancarta prohibida
Anuncios